La Filosofía

por | 9 agosto, 2016

El libro que escribió en la cárcel, La consolación, consiste en un elegante entre y la Filosofía, personificada como una y su tema lo convirtió en un éxito inmediato: por qué sufre un hombre justo?

La Filosofía es un personaje extraordinario: su cabeza toca las nubes y su vestido de estilo griego estaba decorado en la parte inferior con la letra II (pi) y en la superior con la letra e (theta), iniciales que aluden, respectivamente, a los saberes practicos y teoricos. Para empezar ahuyenta a todas las demás musas en las que Boecio había buscado antes consuelo.

Casiodoro fue contemporáneo de Boecio y, al igual que él, ocupó un alto cargo en el gobierno del rey ostrogodo Teodorico. Y, como a Boecio, también le preocupaba el declive de los estudios griegos en Occidente. (No obstante, a diferencia de Boecio, Casiodoro vivió hasta una edad avanzada.)

Su idea inicial fue la fundación de una universidad cristiana en Roma. Para lo cual acudió al papa, pero dado el malestar político de la época, su petición fue rechazada. Casiodoro se interesó entonces por el creciente movimiento monástico. Con su propio dinero, fundó (en Vivario, al sur de Italia) el primer monasterio que se conv en centro de estudio, una opción que con el paso de los si los muchos otros mona imitarán.

Allí Casiodoro reunió manuscritos, tanto de autores cristianos como seculares, y trabajó como director de la escuela durante el resto de su vida. Casiodoro los prejuicios básicos de su época, lo que significa que las principales áreas de estudio eran la teología, la historia eclesiástica y la exégesis bíblica, pero también creía que, antes de ello, los estudiosos necesitaban un conocimiento apropiado de las artes liberales.

Por tanto, diseñó una especie de programa básico del «conocimiento universal», que se convirtió en su principal obra como transmisor de la cultura clásica, los Fundamentos de las lecturas divinas y manas, al que agregó una bibliografía de textos clásicos que consideraba importantes para la formación de los monjes.

Además de identificar los títulos que éstos debían leer, Casiodoro esbozo la historia de cada una de las artes liberales, donde incluyo incluso a autores que, pese a estar desfasados para entonces, habían sido importantes en su momento. Este conjunto de ideas se convirtió en la base del currículo de las escuelas monásticas durante la Edad Media, lo que hizo necesaria la producción de más copias de los textos clásicos que, se esperaba, los estudiantes debían leer.

Por tanto, gracias a Casiodoro los monasterios empezaron a copiar determinados textos clásicos, una práctica que también ayudaría a convertirlos en centros de conocimiento. Casiodoro, por su parte, escribió un libro de ortografía, lo que por lo general se considera una prueba de que, además de la decadencia de los estudios griegos, había en la época un descenso en la alfabetización latina.

Un pensamiento en “La Filosofía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *